El comienzo >> Los artículos >> Las medidas del tratamiento de las cerraduras crónicas funcionales a los niños

Las medidas del tratamiento de las cerraduras crónicas funcionales a los niños

ребенок ест

El profesor Antonio Celso CALQADO, el Profesor Juntado y el Director del Laboratorio de la Gastroenterología Pediátrica, Faculty Of Medicine, Federal University Of Rio De Janeiro, Brasil

En caso de las cerraduras crónicas funcionales al niño debe tomar en consideración los factores importantes en la historia de su enfermedad; establecer las relaciones recíprocas buenas entre el empleado médico y el niño-familia para la realización del tratamiento propuesto debidamente; mucha paciencia de dos partes con la repetición de las garantías que la situación será mejorada poco a poco, y el valor en los casos de las reincidencias posibles, - componen la mejor vía del tratamiento de los niños que sufren de las cerraduras.

El estado de la pregunta

• los Niños de la edad preescolar piden ayuda a menudo con la historia clínica que consiste en la evacuación pesada de la silla grande y firme, que encadena ellos al sentar de tocador cada 3-10 días. La ausencia de los síntomas en primero seis meses de la vida son importantes para la excepción de la enfermedad de Hirshsprunga. Las cerraduras crónicas y las pérdidas fecales, aunque en 25 % de los casos aparecen a los niños antes 1 año, se observan habitualmente a la edad de 2-4 años.

• los Niños se niegan a liberarse de la silla, puesto que es el proceso doloroso. Hacen los esfuerzos enormes de retener las masas fecales y ensucían la ropa blanca. Esto aflige con ellos, en la mayoría de los casos están tristes y están nerviosos, se avergüenzan a los padres, los hermanos y las hermanas, los miembros de la familia, los vecinos, los amigos de escuela y hasta los maestros. Se niegan normalmente a comer, su régimen nutritivo es pobre por las fibras vegetales y es fundado en los productos de leche.

• Estos niños consultaban ya a muchos pediatras, aceptaban los purgantes distintos, la lavativa y la vela. Los padres no comprenden por qué sus hijos no son capaz del acta semejante fisiológica. Prueban todo: las promesas, los regalos y los castigos. Acompañan a los niños en el excusado y lo explican sobre propio ejemplo como simplemente. Los niños se agitan fuerte, temen el sentar de tocador y se tienen de lo que puede tranquilizar a los padres. Piensan: «Esto es fácil para ti y es muy enfermo para mí».

• Durante la primera consulta médica de los padres vencen los sentimientos del desespero, y el niño - la vergüenza. Los padres indican al niño, declarando que no veían nunca nada semejante y a excepción de la consulta del médico y los medicamentos, no ven otra salida. Declaran que han probado todo, se han cansado sin embargo y no tienen más de paciencia. Los niños observan todo esto, mirando en el suelo o paseando alrededor de la oficina y evitan escuchar todas estas acusaciones.

• Durante esta visita el médico establece que, a partir de la tierna infancia o después de la enfermedad infecciosa divulgada, en relación a la subalimentación los padres de nuevo han vuelto al frasquito y a las sopas de leche para el mejoramiento de la aceptación de la comida. De esto no debe permitir, puesto que posteriormente el niño continúa exigir este tipo de la alimentación. Tienen lugar a menudo las grietas anales u otras formas perianalnogo las irritaciones. Tales cambios como el domicilio o las escuelas, el nacimiento del hermano o la hermana, el viaje o los problemas familiares llaman también las cerraduras.

• la presión Psicológica o las situaciones distintas de la incomodidad emocional redoblan el problema. La sensibilidad de la llenura rectal se pierde y se forman las masas grandes fecales. Excepto esto se observa fecal pachkanie con todas las consecuencias sociales que salen.

El tratamiento de las cerraduras a los niños

• la Tarea consiste en la eliminación de las pérdidas fecales, la reconstitución de las costumbres normales nutritivas, el reanudamiento del deseo de defecar y la prevención de las condensaciones fecales. Con nuestros pacientes practicamos cuatro métodos principales (la dirección general, los purgantes, el ejercicio en el excusado y el régimen nutritivo) y observamos el mejoramiento a todos los pacientes a excepción de los casos de las enfermedades orgánicas, cuando la observación primaria da ya los diagnósticos que notan los problemas serios psicológicos, o a los niños, que familias no contribuyen al tratamiento por muchas causas, incluso socioeconómico y cultural, y cuando por estas causas es imposible observar el régimen necesario nutritivo en el ambiente desfavorable para el niño.

La dirección general

• Explicar la fisiología del excremento y la consecuencia de las cerraduras. Explicar a los padres como curar y como permitir los problemas, especialmente en los casos con la corriente larga y para los pacientes que tenían antes otros médicos de cabecera. Debemos prometer a los niños que la silla se ablandará y posteriormente no causará el dolor al excremento. Es necesario pedir al mismo tiempo al niño no detener los excrementos. Convencer que, si él observa el tratamiento, en este caso fecal pachkaniya desaparecerán. La tarea principal respecto al niño consiste en la eliminación del dolor.

• Dirigiendose a los padres, los pedimos no permitir los comentarios innecesarios y que humillan. Esto no su vino y esto no debe crear el problema psicológico. Es necesario eliminar con todo eso de su conciencia de la idea sobre las causas anatómicas. Esta posibilidad era excluida ya por la vía clínica, sin embargo, en caso de necesidad, el procedimiento anorektalnoy manometrii puede ser útil y menos agresivo, que la lavativa bárica. Es necesario de 3 meses a 2 años, antes de la situación se normaliza. El tiempo exigido para esto, depende de la duración que precede de las cerraduras, la observación correcta del tratamiento, impuesto las tranquilidades y las paciencias. Es importante que los padres produzcan la reacción positiva, cuando los niños comienzan a controlar los excrementos, y evitaban castigar a los niños en los casos de las reincidencias.

Los purgantes

• Habitualmente usamos el aceite mineral, cada día de 60 hasta 90 ml contados en dos recepciones, la mañana y la tarde. La dosis recogida permite cada día los excrementos suaves sin dolor. El aceite mineral baja la densidad fecal y contribuye a la reconstitución de la silla, así, a los niños es mucho más difícil tenerse de la silla. Usamos este método a lo largo del tiempo relativamente largo, tratamos de cesar sin embargo el tratamiento después de 3-6 meses, depende del estado clínico. Los padres deben ser advertidos del aumento pachkany en el período inicial y sobre el derrame del aceite, que ensuciarán la ropa blanca. Este fenómeno ordinario, que desaparecerá poco a poco, cómo se relaja el niño, ya que esto permite aumentar cada vez la cantidad de los excrementos. El derrame del aceite puede significar la dosificación sobrante, aunque más a menudo esto indica que el niño continúa tenerse de la silla. A pesar de que esta medida no tenga la argumentación especial, todos los niños que aceptan el aceite mineral, reciben las añadiduras de vitaminas.

• es necesario A veces otro tipo del purgante. La casia o laktuloza pueden ser usados para algunos pacientes, aunque para algunos puede ser útil tsisaprid. Para el mejoramiento del tratamiento pasado pueden ser prescritos también los purgantes que aumentan la masa fecal, por ejemplo psillum.

• a los niños con las masas considerables fecales al principio practicamos diario glitserinovye las lavativas, hasta la evacuación completa. Si las masas fecales son menos considerables, recurrimos a este modo solamente en casos de que después de 2-hnedelnogo del plazo del tratamiento continuo, la evacuación del aceite mineral falta.

Los ejercicios en el excusado

• nos ponemos de acuerdo con los niños y los padres en lo que después de cada recepción de la cantidad considerable de la comida, los niños deben situarse en el excusado (con el soporte para los pies) por lo menos para 10 minutos. Explicamos a los padres que los niños no son obligados a defecar cada vez, sin embargo si tratan, convencerlos que esto nebolno.

El régimen nutritivo

• Es la medida más importante (que depende, sin embargo, de las costumbres familiares), aunque es más difícil realizable. Debemos convencer a los padres que a los niños con las cerraduras, en particular, si la historia de la familia tiene los problemas semejantes, debe ser la ración nutritiva con un alto contenido de las fibras vegetales. Es necesario cambiar a veces las costumbres de toda la familia.

• Si es necesario subir el consumo de la comida que contribuye a la formación de las masas fecales, se recomiendan hortalizas, las frutas y zlakovye. La cantidad del consumo de las fibras debe ser «la edad + 5-10 gramo por día» para los niños más de 2-hletnego de la edad. Es útil añadir los afrechos de trigo para el enriquecimiento de la ración nutritiva del pobre por las fibras vegetales. Es necesario seguir y evitar ante todo el consumo de los productos alimenticios que contribuyen a las cerraduras, tales como la leche de vaca, los fideos, los plátanos, la zanahoria y las manzanas brutas. Introducir las añadiduras del calcio (1 g/día) y las calorías por medio del consumo de la comida, que no contribuye a las cerraduras, tal como la carne, el huevo, el aceite de nuez, la mayonesa. Es importante abastecer el consumo de la gran cantidad del líquido y evitar las bebidas con la cafeína.

• los Dietólogos deben cumplir el papel especial, en particular respecto a unos pacientes más "pesados" o los niños, exigente un menú más diverso. Es interesante componer la lista de los productos alimenticios distintos con la instrucción del contenido en ellos de las fibras vegetales.

Otras medidas

• A excepción de la corrección quirúrgica de las anomalías anatómicas, la intervención quirúrgica no se aplica en los casos de las cerraduras. Los métodos usados para el cambio de la conducta o el enlace de vuelta biológico, tienen en los ciertos casos los resultados buenos; estos modos alternativos pueden usarse por falta de la posibilidad del tratamiento clínico.

La literatura recomendada:
1. Leoning-Baucke V: Chronic constipation in children. Gastroenterology 1993; 105: 1557-64
2. Roy CC, Silverman A, Alagille D, editors. Pediatric Clinical Gastroenterology. St. Louis: Mosby-Year-Book, 1995: 495-503
Williams CL, Bollella M, Wynder EL. A new recommendation for dietary fibre in childhood. Pediatrics 1995; 96 (Suppl 2): 985-i

La información solamente para los trabajadores médicos.

Por la publicación Nestec y Help Medical.

 
«Los guantes médicos como el medio del mantenimiento de la seguridad infecciosa   mikroalbuminuriya, la tensión arterial y diabético nefropatiya»